5/4/16

Reseña: Hasta la última Palabra


Título: Hasta la última Palabra
Título original: Every last Word
Autor: Tamara Ireland Stone
Editorial: Ediciones B
Precio: $279 (argentinos) Tematika
Páginas apróx.: 368
¿Saga?: No
Sinopsis: Si pudieras leer mi mente, no estarías sonriendo. Samantha McAllister parece una chica como cualquier otra: maquillaje perfectamente aplicado, cabello perfectamente peinado. Pero bajo esta superficie se esconde un secreto que sus amigas, las más populares del instituto, jamás deben conocer: Sam tiene desorden obsesivo compulsivo y una y otra vez la asaltan pensamientos oscuros y preocupaciones que no puede controlar. Su vida es una constante lucha interior por mantener unas apariencias que son vitales para ella. Es por eso por lo que cuando conoce a Caroline, una chica lista y con gran sentido del humor, Sam sabe que tiene que mantener oculta su relación tal como hace con sus visitas al psiquiatra. Y es Caroline quien introduce a Sam en el Rincón de los Poetas, una especie de sociedad secreta compuesta por estudiantes que no encajan del todo en el instituto. En ese entorno, poco a poco comienza a sentirse más "normal" de lo que jamás se ha sentido¿ hasta que descubre una nueva razón para dudar de su sensatez y cuestionarse todo aquello que ha valorado hasta el momento. 
Mi Opinión

  Lo que hizo que me decidiera a agarrar este libro fue su sinopsis y cómo sería eso de estar en la cabeza de alguien con TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) y eso es lo que nos muestra Tamara Ireland Stone (que seguramente la reconocerán por la bilogía El Tiempo entre Nosotros). 

"Todos aquí escribimos cosas que apestan."

La protagonista es Samantha, una adolescente amiga de las chicas más populares del colegio, Las Alucinantes Ocho, a quienes por años les ocultó su TOC, pero cada vez se hace más difícil ocultarlo haciendo que la relación entre ellas se vuelva más tóxica que antes. El primer día de clases, conoce a Caroline y ella le mostrará un lugar secreto conocido como “El Rincón de los Poetas”, del que quedará fascinada.  

"Entonces empecé a darme cuenta de que las amistades en números impares son complicadas. Ser ocho estaba bien. Ser seis estaba bien. Pero ¿cinco? Ser cinco es un desastre, porque siempre hay una que queda excluída. A menudo, soy yo."

“El Rincón de los Poetas” es un sitio al que van quienes no encajan, los marginados. Allí van a ver a toda clase de personajes con distintas historias personales y si bien, la mayoría de ellas no las conoceremos hasta casi al final del libro, son todas muy diferentes entre sí. Aunque debo reconocer que hubo algunos personajes que me hubiera gustado saber más, pero al estar narrado en primera persona (por Sam) no conoce muy bien a sus compañeros hasta el final, por lo que se sabe poco y nada de la mayoría. 

"Todo el mundo tiene algo. Algunas personas son mejores actores que otros".

Entre los personajes tenemos a AJ que me encantó y lo que le hicieron en el pasado me enojó mucho; también está Emily, la mejor amiga de AJ; Sydney que escribe poemas sobre comida en papeles de cadenas de comida rápida que me hizo reír todo el tiempo; Caroline que siempre usa remeras con frases sarcásticas e introdujo a Sam en el “Rincón de los Poetas”, y otros chicos más que no participan mucho de la historia.
    Diván Sue, como la llama Sam, es su psiquiatra y las charlas que mantienen a lo largo del libro me gustaron mucho, sobre todo, por los consejos que le da a Sam y que la ayudan mucho. 
Pero lo que más me agradó y me pude sentir un tanto identificada es lo que siente Sam sobre la natación, como soy una persona que hizo natación por muchos años me podía sentir identificada con lo que ella sentía cuando nadaba. Hay algo en particular que me gusta de Sam. Ella dice, que cuando hacía largos en la piscina cantaba canciones para sí misma y es algo que yo hacía y que hago ahora cuando me pongo nerviosa, empiezo a tararear canciones como en versión rápida y me relaja y ayuda a concentrarme, no sé… es raro. 

"No son celos. Es mi TOC, esta inexplicable e incontrolable necesidad de saber una cosa, y luego otra, y a continuación otra más, hasta que mi cerebro se agota. Y esta noche me está costando mucho llegar a este punto, porque van pasando las horas y sigo sin saber qué se siente al tener una relación así, al estar tan cerca, tan unida a una persona, y tengo que averiguarlo de una forma en que nadie, excepto Sue, entendería jamás."

 Según lo que leí en Goodreads, hay distintas opiniones sobre como plasmó Tamara lo que es estar en la cabeza de alguien con TOC, algunos decían que nada que ver, mientras que otros se sentían identificados. La verdad, yo no puedo opinar sobre eso porque no conocí nunca a nadie con TOC y me pareció interesante tener la posibilidad de leer a un protagonista con Trastorno Obsesivo Compulsivo, y se los recomiendo si buscan leer libros con protagonistas poco usuales. 

"Las palabras se están empezando a acumular aquí."

Las últimas 50 páginas del libro tuvieron un gran Cliffchanger, que fue un tanto bizarro en mi opinión, y como lo leí como a las tres de la madrugada y no sabía nada de nada me dio un poquito de miedo si soy sincera, pero estuvo interesante como se resolvió el tema. 

"Yo no fui allí buscándote. Fui a buscarme a mi. Pero ahora, aquí estás, y de alguna manera, en tú búsqueda, creo que me encontré a mí misma."

 “Hasta la última Palabra”, es un libro diferente, con una historia bastante original. Trata sobre no ocultar tu verdadera personalidad y no tener miedo de mostrarte como sos realmente. Si les gustan los contemporáneos o tienen ganas de leer (como dije antes) sobre protagonistas poco usuales les recomiendo este libro que se disfruta de principio a fin.

Sobre el Autor


Tamara Ireland Stone escribe ficción para jóvenes acerca de cosas divertidas como los viajes, la música, el romance, con protagonistas normales de talentos excepcionales. Felizmente casada. Superhéroe ocasional ante los ojos de dos pequeñas personas. Amante de los animales. Lectora ávida. Fanática de los gadgets. Adicta a la música. Cocinera terrible. Felizmente atascada en los mediados de los años 90. Su primera novela, El tiempo entre nosotros, se encuentra publicada en dieciséis idiomas y sus derechos han sido comprados por CBS Films para el cine. Tamara vive con su esposo y sus dos hijos en las afueras de San Francisco, California.



Esta fue la reseña de hoy! Por un momento dudé en publicarla hoy, porque no me siento muy bien y estoy demasiado cansada, porque me dí cuenta que estamos cerca de los exámenes y no voy a tener mucho tiempo para publicar en las próximas semanas. Es más, mañana tengo uno así que me voy a repasar. Pero antes cuéntenme: ¿Qué opinan del libro?¿Leyeron los otros libros de la autora?¿Me los recomendarían?
Beso!
Los leo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada